Review: Beginners (2010)

Por -

Una película que remueve el corazón, aprieta la garganta y no la suelta hasta un buen rato. Eso es la última cinta de Mike Mills, un drama que no pasa desapercibido y que quise recomendar sin dudarlo un segundo.

Esperando ver una comedia y reír de lo lindo, comencé a ver Beginners anoche. Para mi sorpresa, me encontré con una historia profunda y conmovedora, un terremoto a las emociones y al vivir. ¿Se sintieron principiantes de la vida alguna vez? No son los únicos, y esta cinta es el fiel retrato de ese sentimiento, extraño para muchos, pero común para todos.

Oliver (Ewan McGregor) es un hombre de 38 años que acaba de perder a su padre hace algunos meses. Su padre era homosexual, y Oliver se enteró de esto hace sólo cuatro años, luego de que muriera su mamá. Ahora él está solo, su única (gran) compañía es Arthur (el perrito más adorable del universo), la mascota que le dejó su papá antes de morir.

En ese contexto, quizás en uno de los momentos más tristes de su vida, Oliver conoce a Anna (Mélanie Laurent). Se gustan, se besan, se conocen. En ese orden. Ambos están experimentando algo nuevo, se sienten atraídos por ese algo y es así cómo comienzan una relación.

La película está armada de tal forma que nos muestra un paralelo entre los últimos meses de vida de Hal (Christopher Plummer), el padre de Oliver, y la prematura relación de Oliver y Anna. Aquí se entrelazan situaciones totalmente distintas entre sí, pero que tienen algo en común: las ansias por descubrir. En el caso de Hal, vivir todo lo que no vivió como gay, todo eso que su época le prohibía, miraba feo o cuestionaba. Oliver, por su parte, experimenta lo que es volver a enamorarse, partir desde cero y superar duros momentos.

El guión es chispeante, te sorprende y te amarra por todos lados. La narración es dinámica, y eso en gran parte es mérito de McGregor, quien se manda una actuación que hipnotiza de principio a fin. Pero claro, si hablamos de actuaciones, quien se roba la película es Plummer, en uno de los papeles más creíbles de su carrera, o al menos de los que yo le he visto.

Beginners habla directamente a los sentimientos, los enfrenta y los pone a prueba. En cierto modo, les da la convicción de que no somos los únicos que nos sentimos novatos ante todo. Siempre hay situaciones nuevas, cada día, a cada momento. Lo que hay que hacer es enfrentar lo que venga, derrotando el miedo y las dudas. Y atreverse, como buen principiante de la vida.

Ésta es una película íntima por naturaleza, que se cuela en nosotros muy fácilmente si lo permitimos y dejamos que fluya. El mensaje es uno solo: aquí, en este mundo, todos somos principiantes. Quizás también hay otro mensaje detrás de éste: disfruta hasta por los poros. Al fin y al cabo de eso se trata todo; de descubrir y de disfrutar.

Trailer

CEO de The Pocket. Amo los perritos, la comida y dormir.

  • Acabo de descubrir que la historia es autobiográfica. El papá de Mike Mills salió del closet después de que muriera su esposa. Linda película.
    Por si acaso, no es su ópera prima. Antes hizo “Thumbsucker” (2005).

  • ai palali, me le llenaron los ojos de lágrimas
    describiste muy exactamente lo que me emocionó de esta película
    <3 infinito

  • uh, mi error, Clau. Gracias por la aclaración!

  • Amé el perrito, el papá de Oliver se ve adorable y todo se ve tan bonito, debo verla!

  • A mí no me gustó tanto. No sabría decir bien por qué, pero no me “llegó” tanto. No la sentí tan real e íntima como explican acá. Pero quiero verla de nuevo, hay varios aspectos que sí rescato.

  • Carlos

    Buenísima recomendación!