Review | The Hunger Games – Mockingjay: Part II (2015)

Por -

La saga de The Hunger Games llegó a su fin. Después de esperar tanto por el final, sufrir con Katniss y odiar al Presidente Snow, debemos cerrar el capítulo y reflexionar.

La primera parte de Mockingjay dejó muchas interrogantes e incertidumbre: ¿Qué pasará con Peeta? ¿Qué planea la Presidenta Coin? ¿Cómo terminará la revolución?

No tienen idea cuánto esperé por el estreno de la película, quise ir inmediatamente al cine el jueves cuando se estrenó, pero supuse que sería un caos y preferí ir temprano el sábado. Entradas listas, cabritas, y Katniss aparece en la primera escena dando continuación al final de la primera parte de Mockingjay.

Peeta aún está confundido y destruido mentalmente tras su periodo en cautiverio en el Capitolio, la revolución continúa, pero los distritos siguen divididos y Katniss es la llamada a ser el símbolo de la reconciliación y motivar a la unidad para liberar Panem, aunque ella ya está harta de prestarse para la propaganda y sólo tiene en mente matar al Presidente Snow.

Pese a la negativa de la Presidenta Coin, quien ya sabemos que sólo está utilizando a Katniss para sus objetivos personales luego del triunfo de las fuerzas rebeldes, Katniss logra salirse con la suya e integrar la misión especial que avanzará hacia el Capitolio, el cual se ha convertido en un arma mortal llena de trampas escondidas listas para matar a cualquiera que intente llegar a la mansión del Presidente Snow.

Si bien la cinta te mantiene en estado de adrenalina todo el tiempo, hay hechos demasiado predecibles, se queda pegada en ciertos temas en desmedro de los más importantes y a medida que avanzan los minutos se pierde el ritmo normal de la historia.

Mi impresión fue que la película, que dura aproximadamente dos horas y media, quiso resolver los conflictos rápido, sin explicaciones, con cortes entre una parte de la historia y otra que provocaba confusión, sobre todo para quienes recién se están metiendo en la saga o no han leído los libros, incluso llegué a sentir que en un momento el director quería terminar todo luego.

No fue como la primera parte, la que me gustó mucho y vi como tres veces en el cine; sí, tiene esa oscuridad que es muy interesante, pero esperaba algo más al ser el cierre de la historia, más caos, algo más épico para que fuera memorable, una resolución clara del conflicto de cada personaje, como dijo Finnick, esto daba para ser los 76° Juegos del Hambre y dejó mucho que desear.

¿La recomiendo? Obvio que sí, si son fanáticos deben verla y los que no también, es entretenida, pero tal vez tenía demasiadas expectativas. Lo que más rescato es que retrató muy bien el viaje de Katniss, cómo va madurando con cada experiencia, también la atmósfera de la historia que fue muy bien lograda, es decir, te logra meter en ese mundo, pero, sobre todo, una visión pesimista y realista del ser humano (llámenme emo o lo que sea, pero es muy cierto), pues logra retratar el curso de todas las revoluciones y las guerras, y quiero terminar con una cita de Plutarch (recordando a nuestro querido Philip Seymour Hoffman, quien falleciera durante la producción a la cinta): “We are fickle, stupid beings with a great gift for self destruction”.

Cony Jorquera

Analista Político Internacional, tengo 24 años y cuando no estoy escribiendo, horneo galletas. Me puedes encontrar en Twitter como @remolinodecolor