Review: Hunt for the Wilderpeople (2016)

Por -

Hay algo extraño en ser niño. Hay una magia. Un lugar ideal en que lo que uno piensa, cree y quiere se juntan y transforman en algo bonito, ideal y entretenido. Taika Waititi sigue siendo un niño y con Hunt for the Wilderpeople nos demuestra que la gracia está en nunca abandonar la fugaz chispa creativa que nos otorga la inocencia.

Ambientada en Nueva Zelanda, esta cinta narra la historia de Ricki Baker (Julian Dennison), un cabro malo, natre, de esos que roban, rompen, rayan y son chorizos por naturaleza. Ha pasado su vida de hogar adoptivo en hogar adoptivo, hasta que finalmente es dejado en la casa de Bella (Rima Te Wiata) y Hector (Sam Neill). Al principio, las cosas son medio complejas, pero todo empieza a funcionar, hasta que un día, la familia se destruye.

Hunt for the Wilderpeople es una película completa. Es ingeniosa, graciosa, entretenida y dramática. Está construida desde un sentido del humor tan certero, que cuesta no enganchar con lo maravilloso de sus personajes. Todos están bien hechos. Todos tienen un rollo. Cada uno de los participantes de la historia tienen algo para aportar, desde los perros hasta los idiotas que, en su viaje, se encuentran Ricki y Hector.

Y ese es otro punto importante. Esta cinta es acerca de viajar. De moverse. De salir. De encontrarse. Ricki y Hector terminan encontrando desafíos, problemas y aventura en un paisaje que, al parecer, solo un país como Nueva Zelanda puede entregar. De hecho, hay hasta un chiste demasiado bueno ligado a El Señor de los Anillos por ahí. No se lo pierdan.

Si andan buscando una película que les levante un poco el espíritu, Hunt for the Wilderpeople es lo que andaban buscando. Confieso que pasó directamente a mi lista de lo mejor del año, probablemente ocupando el primer lugar. Pocas cintas logran que me ría, emocione y comprometa tanto con sus personajes. Puntos de oro para San Neill y su brillante papel. Abrazos para Julian Dennison, quien se manda uno de los mejores personajes de este año. Cariños para Taika Waititi, que de a poco va demostrando que es uno de lo directores más interesantes actualmente.

Véanla, no se van a arrepentir. Esto es como Up de Pixar, pero en clave real, salvaje y “gangster”. Un viaje que, más allá de ser real, termina siendo personal. Encontrar familia no es fácil, menos en un ambiente hostil. Bien por Hunt for the Wilderpeople, que nos hace creer que estos salvajes, de un modo u otro, están relacionados y conectados directamente con cada uno de nosotros. Nos hace creer que, finalmente, somos familia.

Director de Walabi.cl. 27 años. Escribo y hablo harto. A veces, más de lo que debería. Para cualquier cosa, puedes encontrarme en Twitter o escribirme a diego[at]walabi.cl