Review: Moonlight (2016)

Por -

Nacer, criarse, crecer, cambiar, madurar, esperar, soñar, caer, fracasar, sentir el rigor de la adversidad, seguir soñando y volver a fracasar. En algunos casos, la vida es una construcción de la que es difícil sostenerse. A ratos, es complicado salir del hoyo en que el azar y el destino nos puso. Moonlight no es una historia de superación, es una aceptación: de seguir a pesar de.

Dividida en tres actos, la primera cinta larga duración del director Barry Jenkins y ganadora del Oscar 2017 a Mejor Película, nos cuenta la aventura de un hombre y las etapas de su vida. En estricto rigor, Moonlight es una cinta coming of age, pero cruda, dura, oscura y casi tenebrosa.

Chiron es un niño pobre, en riesgo social, que tiene una mamá drogadicta, que es discriminado por ser afroamericano, al que le hacen bullying en el colegio y que, a medio camino de su adolescencia, se da cuenta que es gay. Moonlight nos muestra cómo es posible avanzar, seguir, construir tu personalidad y aprender a sobrevivir en un ambiente adverso y que te empuja a ser lo que estás destinado a ser. Como lo dije, esta no es una película de superación, sino una de aceptación.

De entender que los rigores de la vida son complejos y desafiantes, de entender que en las decisiones hay poder y que es posible no perderse en el abismo al que estamos destinados. Barry Jenkins, director, nos muestra esto con una sutileza tan cerca y desgarradora, que es imposible pasar una película como esta por alto. Es cruda. Es tremenda. Es casi tan dolorosa como llegar a entender que la vida, cuando quiere, puede ser injusta.

Finalmente, es una película acerca de vivir, de crecer, de entender, de darse cuenta. De tomar una mano cuando se presenta y es necesario. De querer confiar y de querer creer que, probablemente, hay un mejor futuro, una forma de quebrar el molde y no dejar que la vida te venza.

Moonlight es una luz de luna que se asoma sobre nosotros para decirnos que no todo es fiesta, diversión, canciones en clave congestión vehicular y amor que no es compatible con el éxito. Acá podemos ver sentimientos que son reales y complejos de entender. De esos que te hacen doler la guata, de los que te llegan profundo, de los que cuesta sacarse del corazón.

Si tenían dudas, supongo que el Oscar se las despejó. Ahora, vean Moonlight. Se estrena mañana (2 de marzo) en todos los cines de Chile. Cuidado, eso sí. Sentimientos como estos son difíciles de manejar, complejos de entender y cuesta mucho olvidar.

Director de Walabi.cl. 27 años. Escribo y hablo harto. A veces, más de lo que debería. Para cualquier cosa, puedes encontrarme en Twitter o escribirme a diego[at]walabi.cl