Legion, el héroe atormentado

Por -

Noah Hawley es escritor y ahora está en televisión. Legion no es su primer trabajo ahí. Partió haciendo capítulos para la serie Bones y luego dio el salto directo a escribir, producir y dirigir la primera temporada de Fargo, el proyecto que bebería de la cinta homónima de los Cohen, pero que crearía un nuevo mundo con personajes icónicos, ambiente helado y buenos policías tratando de hacer lo suyo.

Pero esto no es para hablar de Fargo (que, dicho sea de paso, ya va en su tercera temporada), sino para contarles la maravilla que es Legion y para que se embarquen si es que aún no lo han hecho.

Legion trata acerca de “el mutante más poderoso del mundo” y cómo enfrenta su condición, una enfermedad y el mundo que está dentro de su cabeza, mientras es reclutado por otros mutantes para ser parte del movimiento.

En sus primeros episodios, la serie es lenta, demasiado lenta quizás, pero todo sirve para ir armando el camino hacia capítulos más complejos y cada vez más hermosos en su ejecución. Y ese es uno de los puntos fuertes. Legion es preciosa. La estética, la creación de los personajes, los colores e incluso los juegos de cámara. Todos los componentes aislados trabajando de forma independiente para crear algo que, a la vista, resulta demasiado reconfortante.

Cada escena, cada cambio de color y cada canción están usados de la mejor manera posible. Si ya tuvieron la suerte de ver alguno de los capítulos de las primeras temporadas de Fargo, sabrán de lo que estoy hablando. El cuidado por la estética es uno de los factores primordiales para que esta serie pueda salir del molde de las más clásicas series de superhéroes.

Por otro lado, la historia igual es diferente: acá no vemos la creación ni el entrenamiento de un héroe. No vemos cómo lo muerde una araña o recibe sus poderes; acá vemos una lucha interna por tratar de entender y resignificar todos esos momentos de infancia que marcaron a nuestro personaje principal de por vida.

Y todo esto mostrado con mucha dedicación y alto cariño por los detalles. Hay escenas musicales, incluso hay una en el primer episodio, que son hermosas y dignas de repetir una y otra vez.

Sin duda, Legion es una serie que tienen que ver y a la que tienen que tenerle paciencia. Los primeros capítulos te contextualizan, te hacen entender qué, por qué y quién. De ahí en adelante, todo se vuelve vertiginoso e imposible de dejar de lado.

Incluso habiendo sido estrenada en los primeros meses de 2017, Legion ya aseguró su lugar en la lista de las mejores series del año.

Director de Walabi.cl. 27 años. Escribo y hablo harto. A veces, más de lo que debería. Para cualquier cosa, puedes encontrarme en Twitter o escribirme a diego[at]walabi.cl